logotipo
2019-09-09 | normativa, productos

Vida útil de las puertas cortafuego cumpliendo la función de seguridad para la que fueron diseñadas

Por Tecniguego

José Vicente Andreu. Coordinador Puertas cortafuego. Tecnifuego, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios.

El concepto de vida útil se denomina al tiempo medio en el que una puerta cortafuegos cumple con la función para la que fue diseñada, una función eminentemente de seguridad.

Fijar la vida útil de una puerta viene justificada en la sensibilidad de los elementos usados, que a lo largo del tiempo sufren en sus mecanismos el envejecimiento de sus componentes, su manipulación y su degradación debido al propio uso y a las condiciones ambientales que sufren.

Además, hay un factor muy importante que hay que tener en cuenta: la actual normativa fija unos requisitos que no exigía hace años, y por tanto en materia de elementos de seguridad, el cumplimiento normativo debe centrarse en los requisitos de mayor actualidad que son los que garantizan plenamente la seguridad de las personas en caso de incendio.

Ante las numerosas consultas que estamos recibiendo sobre la adaptabilidad normativa de las puertas cortafuegos instaladas antes del Código Técnico de la Edificación, la respuesta es que dicha normativa está obsoleta y que en su día pasaron unos ensayos y requisitos que hoy no pasarían en una inspección.

El detalle que hace caduca la puerta de hace más de 20 años, fundamentalmente, es que la antigua norma de ensayo no exigía los requisitos actuales. Las puertas se ensayaban al fuego con la antigua norma española, no se ensayaba por ejemplo aspectos tan importantes como la durabilidad del autocierre, tampoco se exigía control de fabricación de las muestras ensayadas por parte de un organismo notificado, no había regulación sobre las posibles modificaciones de la puerta realmente suministrada con respecto a la ensayada (dimensiones, herrajes y otras características). Todos estos factores, claves de la seguridad.

La entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación supuso la aplicación de la normativa europea, mucho más exigente, detallada y completa, que la antigua normativa española. De hecho, todos los productos en el ámbito de aplicación de la normativa europea tuvieron que ser rediseñados y mejorados para poder cumplir la nueva normativa, teniendo también que superar nuevos ensayos al fuego y de durabilidad del autocierre.

Hoy por hoy no hay correspondencia posible entre la antigua clasificación RFtt y la nueva EI2tt-C5. Una antigua puerta cortafuegos RF60 no se puede comparar con una nueva EI260-C5. Ni siquiera una antigua RF90 puede satisfacer las prestaciones exigidas a una nueva EI230-C5.

En consecuencia, sería muy improbable que una antigua puerta cortafuegos con clasificación RFtt, sometida a los ensayos acorde a la reglamentación actual, alcanzara una clasificación EI2tt con el mismo tiempo, y muy probablemente tampoco alcanzaría la clasificación de durabilidad exigida C5. A esto hay que añadir que, en la actualidad, los herrajes de las puertas cortafuegos (cerraduras, bisagras, cierrapuertas, dispositivos antipánico, coordinadores de cierre y electroimanes) deben disponer de Marcado CE, con los dígitos adecuados para la puerta en la que están instalados.

Por lo tanto, si se necesita actualizar la clasificación de las antiguas puertas de un edificio para demostrar que cumplen con lo exigido actualmente por el Código Técnico, nuestra recomendación es que se sustituyan por puertas nuevas con la clasificación EI2tt-C5 requerida, y que dispongan de informe de clasificación de menos de 10 años de antigüedad, en el que conste la descripción detallada de la puerta, sus componentes, y el modo de instalación permitido que coincida con el que se va ejecutar en la práctica.

En cualquier caso, si se considerase conveniente proceder a la actualización de las antiguas puertas con arreglo a la reglamentación actual, habría que:

• Comprobar que sus herrajes disponen del Marcado CE adecuado, o sustituirlos por otros que sí lo tengan.

• Desinstalar dos puertas y enviarlas a un laboratorio acreditado y reconocido, para instalarlas (de la misma manera que están instaladas en el edificio) en un bastidor de ensayos, ya dotadas de los herrajes adecuados, y someterlas al ensayo de resistencia al fuego según UNE-EN 1634-1. Si en el edificio hay puertas de dimensiones muy diferentes serían necesarios varios ensayos por tipo de puerta. Si hay puertas de una y de dos hojas, será necesario ensayarlas por separado. Si se requieren diferentes niveles de clasificación (30, 60, 90 ó 120 minutos), habrá que alcanzar el mayor nivel de ellos, o realizar ensayos para cada nivel. El ensayo de resistencia al fuego no es posible realizarlo "in situ".

Desinstalar una puerta de cada tipo (una y dos hojas), la más grande y pesada de entre todas ellas, y enviarla también al laboratorio para, ya con los herrajes adecuados, someterla al ensayo de durabilidad del autocierre según UNE-EN 1191, en el que se ha de alcanzar la clasificación C5, correspondiente a 200.000 ciclos, con resultado satisfactorio. Para evitar desinstalar las puertas se puede tratar con el laboratorio sobre la posibilidad trasladar el equipo de ensayo al edificio y realizar este ensayo "in situ", aunque es un ensayo de varias semanas de duración.

• Una vez superados los ensayos con éxito, obtener del laboratorio los correspondientes informes de clasificación EI2tt-C5 según UNE-EN 13501-2, cuyos campos de aplicación incluyan todas las puertas instaladas en el edificio.

Como puede comprobarse, actualizar una puerta para que cumpla con la normativa actual es dificultoso y costoso, la recomendación de los especialistas de TECNIFUEGO es que se cambie de puerta una vez pasado su ciclo de vida útil, al menos a los 20 años. Consulte con empresas especializadas, que son garantía de seguridad.

Noticias relacionadas:

Las puertas de control de humos, las grandes ausentes de la reglamentación de protección contra incendios en España

Requisitos para una puerta cortafuego: Norma UNE 23740-1 requisitos de instalación, uso y mantenimiento

Registro Nacional de Empresas Instaladores y Mantenedoras de Puertas Automáticas: Industriales, Peatonales y Cortafuego

La acreditación profesional y el sello de empresa registrada son ya una realidad en las puertas automáticas

USA es el anfitrión del 3rd ICAD de puertas automáticas organizado por la asociación española APA

La acreditación de profesionales de puertas automáticas eje temático en el 2nd ICAD, R+T Stuttgart

Asamblea General de TECNIFUEGO 2019

APA celebra con gran éxito su Asamblea General 2019 con total cohesión en los proyectos de la asociación

Tecnifuego.org

Diseño página web realizado con la última tecnología por Diseño paginas web en valencia. El diseño web es una actividad que consiste en la planificación, diseño e implementación de sitios web. Existen diversos tipos de paginas web. En Valencia somos una de las empresas que pioneras en el diseño web con estándares.

Vídeo